Reseña Histórica

Junta directiva de 1917. Sentados de izquierda a derecha: Rodolfo Faccini, Tito Abbo, Manuel Guillermo Cabrera, Arístides Osorio, Manuel José Vargas. De pié: Zolio Ruíz Aguilera, Martín Peralta Arenas, Manuel Estrada C., Luis Francisco Soto, Federico Halterman, Andrés B. Fernández, Arturo Cogollo, Otto Faber y Elio Pacheco

Cámara de Comercio de Cúcuta

101 años de fundación tiene la Cámara de Comercio de Cúcuta
 
El 25 de noviembre se cumplieron 101 años de la fundación de la Cámara de Comercio de Cúcuta, una entidad sin ánimo de lucro que cumple con la obligación legal de llevar los registros públicos, promover el desarrollo regional y de ser vocera del sector privado ante el Gobierno Nacional como gestora de proyectos y programas de beneficio para el empresariado y la comunidad de la región.
 
En el último año la entidad, en cabeza de su presidente ejecutivo, Carlos Luna Romero, ha venido liderando todas las acciones tendientes a la apertura de la frontera y la normalización de las relaciones comerciales con la hermana República Bolivariana de Venezuela, pues se ha considerado que más daño le ha hecho a la región tener una frontera parcialmente cerrada que tenerla abierta con los debidos controles aduaneros.
 
En su condición de entidad administradora de la Zona Franca de Cúcuta se ha venido trabajando en su recuperación física y financiera, como también en su promoción como la mejor opción para un desarrollo empresarial con múltiples beneficios y ventajas competitivas.
 
Uno de los proyectos con mayor proyección y futuro es “Cúcuta Ciudad Maquila”, con el cual se busca potencializar la capacidad instalada de los sectores de confección, calzado y marroquinería, involucrando a los pequeños talleres informales en un proceso de capacitación e innovación para determinar especializaciones, incrementar la productividad y adaptar la oferta productiva regional a estándares nacionales e internacionales, para lo cual se iniciará la realización de un censo para determinar las condiciones y el potencial de los mencionados sectores.
 
La Cámara de Comercio de Cúcuta siempre ha defendido durante décadas los intereses comerciales de Cúcuta y Norte de Santander ante las dificultades de una zona fronteriza inestable económicamente. Siempre nuestra institución ha insistido en la necesidad de que la región de frontera tenga vida propia, pero nos hemos enfrentado a barreras políticas centralistas que no han comprendido la situación geopolítica de Norte de Santander, siempre alejado de los centros de producción y de los puertos colombianos, con enormes barreras como es el Macizo Andino de la Cordillera Oriental, y las dificultades que siempre hemos tenido con el comercio en tránsito por Venezuela.
 
Una de las primeras gestiones de la naciente Cámara de Comercio de Cúcuta, en 1916, fue solicitarle al Gobierno Nacional la apertura de una vía propia hacia el río Magdalena que era la ruta fluvial que nos comunicaba con el mar Caribe, para no depender de las dificultades que se le presentaban a los productos de exportación regional por el Puerto de Maracaibo.  Esta ha sido y es aún un anhelo regional.
 
La Cámara lideró por muchos años el funcionamiento del Ferrocarril de Cúcuta.  Éramos una región líder en el comercio internacional, pero lamentablemente a finales de la década de los 50 del Siglo XX, el Puerto Terrestre de Cúcuta fue eliminado por decreto del Gobierno Nacional como centro exportador del café, a pesar de las innumerables gestiones de la Cámara para que esto no sucediera.
 
Podemos afirmar que nuestra actividad económica se divide históricamente en tres etapas: antes y después de la terminación del Ferrocarril, y la que se inició con la crisis del mercado con Venezuela.  Antes y desde tiempos inmemorables, éramos una economía de exportadores e importadores  y después nos volvimos básicamente en comerciantes de productos colombianos hacia Venezuela, y ahora, cuando ese mercado con el vecino país hizo crisis, nuestra entidad hace innumerables esfuerzos mediante programas y proyectos dirigidos a  los empresarios para que se asocien en clusters productivos y logren ser competitivos e innovadores para conquistar mercados nacionales e internacionales como ya algunos lo están logrando.
 
En la década del 70 del siglo pasado, Cúcuta vivió un auge comercial debido a la bonanza venezolana del aumento de ingresos por el petróleo, hecho que incidió directamente en la región, cuyo comercio dependía de Venezuela.  La Cámara de Comercio de Cúcuta analizó éste fenómeno económico y advirtió que a pesar del buen momento que se vivía en la ciudad, éste fue desaprovechado al no generarse en la región obras de infraestructura vial y turística de considerable importancia, razón por la cual se gestionaron las mencionadas leyes expedidas en los años 70 como la Ley 22 de 1971, mediante la cual se honra la memoria de Francisco de Paula Santander y se ordena el traslado de sus restos a Villa del Rosario.  Lamentablemente aún no se ha cumplido éste propósito.  Es bueno destacar la Ley 43 de 1973, en la cual se incluyeron inversiones para el Ingenio Azucarero de el Zulia y la construcción de la Zona Franca Industrial de Cúcuta y también se aprobó la construcción del Centro Cívico 18 de mayo destinado para el servicio de oficinas sociales de ministerios y departamentos administrativos que nunca se construyó.
 
En la década de los 80, nuestra entidad estuvo muy pendiente de la situación económica de Venezuela, en virtud de la constante preocupación de una medida cambiaria en ese país y la incidencia de una devaluación del bolívar en la región, y se detectaron los sectores que más podrían afectarse y se planearon algunas medidas y recomendaciones tendientes a aliviar esa difícil situación.
 
La Cámara de Comercio de Cúcuta jugó un papel de vital importancia ante ésta crisis económica y social que fue el principio de una transformación económica en la región.
 
A través de Confecámaras se motivó la creación del Comité Nacional de Fronteras, el cual se dedicó a buscar soluciones ante ésta crisis que atravesaban las regiones fronterizas con Venezuela.
 
Como primer logro se obtuvo a través de la Junta Monetaria un cupo especial de crédito para refinanciar a las empresas del sector comercial de las regiones de fronteras.
 
Como consecuencia de ésta difícil situación, la Cámara de Comercio tomó la iniciativa de crear con el respaldo de todos los gremios de la ciudad la Comisión Especial y Extraordinaria Fronteriza que se convirtió en la vocera de la región ante el Gobierno Nacional para buscar soluciones e incentivos regionales tendientes a diseñar una política de fronteras a mediano y largo plazo que dio como resultado la expedición de la Ley 10 de 1983, mediante la cual el Gobierno creó instrumentos para el manejo de la política de fronteras; el Decreto 3448 de 1983, el cual estableció un estatuto especial para las zonas de frontera y se otorgaron estímulos e incentivos; el decreto ley 3450 de 1983, mediante el cual se creó CORPONOR, y otras leyes y decretos para el beneficio de la fronteras. La Cámara ante de grave crisis económica de la región solicitó al Gobierno Nacional realizar urgentes inversiones de infraestructura tendientes a crear empleo y dinamizar la economía y se logró la aprobación para construir la actual sede del Banco de la Republica y el Palacio de Justicia.
 
Las disposiciones y normas legales para las fronteras de Colombia, como dice el doctor Pedro Entrena Parra en su libro sobre legislación de fronteras, “no han sido fruto de la casualidad sino el resultado de la iniciativa y de un arduo, sostenido, dedicado y concienzudo trabajo realizado en su época inicial por la unidad de acción nortesantandereana, en la década del 70, en lo que se refiere a Norte de Santander en particular y posteriormente por el Comité de Fronteras de Confecámaras, propuesto y presidido desde su creación por la Cámara de Comercio de Cúcuta”.
 
La Cámara de Comercio de Cúcuta y la Comisión Regional de Competitividad de Norte de Santander han servido de escenario para el diálogo público privado, en donde el trabajo con el bloque parlamentario regional condujo la expedición de normas para la atracción de la inversión a través de la promoción de Zonas Francas especiales en frontera y se ha venido trabajando en la inclusión de los proyectos viales y de servicios, como la interconexión al gasoducto nacional.
 
Ha sido una constante de la entidad lograr unir los sectores público y privado para sacar adelante los grandes proyectos y retos regionales, y buscar conjuntamente propuestas y soluciones para enfrentar la difícil crisis económica regional generada por el rompimiento de relaciones entre Colombia y Venezuela.
 
La Cámara desde hace algunos años viene realizando programas y proyectos que han permitido que nuestros empresarios y afiliados logren consolidar un desarrollo industrial.  Hoy en día tenemos un importante clúster de la confección, el cual era un sector que solamente tenía un mercado local y para la demanda de los visitantes venezolanos.  Hoy es un sector fortalecido, con empresarios que venden su producción en las principales ciudades colombianas y exportan a países como México, Estados Unidos, Canadá, España y el mercado del Caribe.
 
La entidad los ha apoyado para que participen en importantes ferias como Colombiamoda en Medellín, como también se ha participado en el fortalecimiento del gremio y en la creación del Centro Tecnológico del Diseño y la Moda.
 
Es de interés y anhelo de nuestra institución, que todos los sectores productivos de la región se organicen en clusters productivos, pues la única manera de progresar y recibir verdaderos beneficios nuestros, del Gobierno Nacional y de otras instituciones, es la asociatividad, la cual tradicionalmente ha sido muy difícil entre nuestro empresariado debido a una mentalidad individualista que se desprende de nuestra tradición como comerciantes.
 
La hermana República de Venezuela ha sido y es una importante referencia para nuestro desarrollo comercial, pero la experiencia nos ha enseñado que no debemos depender de ese importante mercado que está sometido en gran parte a decisiones políticas que algunas veces nos benefician y otras nos perjudican. Afortunadamente hoy en día muchos de nuestros empresarios han entendido esta situación y se han preparado en la conquista y consolidación de nuevos mercados en Colombia y en otros países.  La Cámara les ha ofrecido todo el apoyo necesario a través de programas de fortalecimiento empresarial a pequeñas empresas y en especial a través del programa de asesorías especializadas en temas de productividad, innovación y competitividad.
 
También es importante destacar el apoyo que la Cámara de Comercio le dió al proyecto de la palma de aceite en el Catatumbo, que le trajo paz y desarrollo a esa importante región de nuestro departamento tan azotada por la violencia que generó el desarrollo de los cultivos ilícitos, que gracias a una política de sustitución de cultivos se logró con éxito la paulatina transformación de una cultura de guerra por una cultura de paz y de progreso.
 
Para los empresarios cuya actividad se ha extendido en el mercado internacional, los hemos venido promocionando en misiones comerciales con el objeto de participar en las ferias internacionales, y lograr oportunidades de negocios y conocimientos en el mercado global.
 
Con el liderazgo de la Cámara de Comercio de Cúcuta y el apoyo de la Gobernación, la Alcaldía de Cúcuta y el Ministerio de Comercio, industria y turismo, viene operando activamente la Comisión Regional de Competitividad. Su accionar mediante la articulación del sector público y privado, ha permitido la formulación inicialmente del Plan Regional de Competitividad para Norte de Santander, el cual ha servido de derrotero para la gestión de  iniciativas que se impulsan dentro de una estrategia de gestión enmarcadas en el desarrollo empresarial y productivo, el impulso a la ciencia, tecnología e innovación, la educación y competencias laborales y en especial el dialogo región-nación para la apropiación de la infraestructura y los servicios, acorde a nuestras necesidades.
 
El desarrollo empresarial y productivo ha promovido el emprendimiento, la formalización y el fortalecimiento, la consolidación de redes empresariales y muy especialmente la diversificación de mercados, a través de la realización de ruedas de negocios nacionales e internacionales y la participación de empresas en ferias y misiones comerciales. Estas actividades promovidas a través de la articulación de la institucionalidad, como Sena, ExpoColombia, Mincomercio, Gobernación, Alcaldía y Cámara y muy especialmente de las asociaciones empresariales como INDUARCILLAS, ASOCARBON, ACICAM, IMAS, CORPOMIXTA de Turismo y la reciente Corporación de industriales del diseño y la moda, donde cada uno aportó su granito de arena.
 
Así mismo, con el apoyo del Mincomercio se promueven iniciativas de refuerzo a la competitividad dentro de la estrategia de fortalecimiento a Clústeres, como el de arcilla cerámica y el de la confección y la moda.
 
La capacitación empresarial es uno de los temas importantes en nuestra institución, pues todos nuestros programas empresariales vienen acompañados con capacitaciones en diversos temas específicos que requieren el conocimiento de emprendedores y empresarios. 
 
Nuestro Centro de Arbitraje, Conciliación y Amigable Composición ha sido durante los últimos años un referente importante para la solución de conflictos de carácter civil y cumple una función autorizada por el Ministerio del Interior y de Justicia, y coadyuva a la administración y de justicia.
 
Será un propósito de la Cámara de Comercio de Cúcuta promover a nivel nacional e internacional las bondades de las zonas francas unipersonales para atraer inversionistas teniendo en cuenta los incentivos actuales. 
 
Desde nuestras oficinas y desde la Cámara Móvil que visita barrios y municipios de nuestra jurisdicción, venimos realizando una campaña de formalización empresarial, como también renovación de la matrícula mercantil.
 
La entidad es consiente que se tienen problemas de infraestructura vial y de conectividad con el interior del país y con los puertos nacionales, y se han venido gestionando recursos para importantes vías como la Carretera Central del Norte, la doble calzada a Pamplona, y la llamada carretera del Carbón.
¿ESTÁS EN FACEBOOK? NOSOTROS TAMBIÉN, SÍGUENOS.
RECIBE ACTUALIZACIONES Y NOVEDADES, REGÍSTRATE
¿BUSCAS ALGÚN TRÁMITE? CONÓCELOS TODOS